Las 7 ventajas de la “escucha activa”

Escuchar no es sólo una cuestión biológica relacionada con nuestra agudeza auditiva. Si quiere lograr una buena comunicación con los demás, el primer paso será conocer la diferencia entre oír y escuchar. Para escuchar debemos realizar el acto voluntario de prestar atención a los sonidos que percibimos. La práctica de la escucha activa ofrece muchas ventajas cuando nos relacionamos con los demás.

Por: Rosana Pereira Davila, Directora de Tess-on. Psicología y Formación.

Oír es percibir sonidos, escuchar, prestar atención a esos sonidos.
Se puede oír sin escuchar, pero no lo contrario.
Para mejorar nuestra comunicación con los demás debemos practicar la escucha activa.
La escucha activa se puede entrenar.
Si aprendemos a escuchar activamente, conseguiremos destacar frente a nuestros competidores.

La escucha activa es: escuchar bien, con atención y cuidado, tratando de comprender lo que nos dice la otra persona. Para lograrlo debemos estar presentes no sólo físicamente sino también psicológicamente.

Tenemos tendencia a no escuchar lo que nos dice la persona con la que hablamos porque vamos unos pasos por delante pensando en cuál va a ser el argumento de nuestra respuesta.

7 ventajas de practicar la escucha activa

1. Si sabemos escuchar, los demás sentirán la confianza necesaria para ser sinceros con nosotros.

2. La persona que nos habla se siente valorada. Y ésta es una de las formas más baratas y más sencillas de poner en práctica la motivación.

3. Escuchar tiene efectos tranquilizantes y facilita que se eliminen tensiones. Y esto es muy importante en ambientes laborales donde el estrés se está convirtiendo en el protagonista principal de las comunicaciones.

4. Favorece una relación positiva con su interlocutor. Ya sea que usted ocupe o no un puesto directivo, siempre le servirá para fomentar unas buenas relaciones.

5. Permite llegar al fondo de los problemas y no tomar medidas de emergencia que, con el tiempo, son peor remedio que la enfermedad.

6. Logramos respeto hacia nosotros de la persona que nos habla. Porque el respeto es una de esas cosas importantes en la vida, que “cuanto más se reparte más se tiene”.

7. Es una recompensa para la persona con la que hablamos. De ahí que deba ser utilizada con prudencia cuando nos relacionamos con personas que tienden a hablar en exceso.

Los enemigos de la comunicación

Hay conductas que realizamos, algunas de forma consciente y otras totalmente inconscientes que impiden la comunicación. Por ejemplo:

-Interrumpir continuamente a la persona que nos habla.

-Juzgar cada comentario que nos hace.

-Ofrecer ayuda que no nos ha solicitado.

-Quitar importancia a los sentimientos de la otra persona con expresiones como: “No te preocupes por esa tontería”, “no te pongas así”, etc.

-Contar “nuestra anécdota” cuando el otro está aún hablando.

-Caer en el “síndrome del experto”: Saber lo que debemos contestar cuando el otro no ha hecho más que iniciar su relato.

Cuándo utilizar la escucha activa

El empleo de las técnicas de escucha activa está especialmente indicado en situaciones de mucha tensión o cuando prevemos que vamos a ser interrumpidos con frecuencia.

 

Visto en: Microsoft

 


Como mejorar la usabilidad de nuestra web: Metodologías y Técnicas

A continuación vamos a detenernos en una serie de técnicas que nos van a permitir resolver dudas como éstas. Aunque el número de técnicas existentes para medir y ayudar a la mejora de la usabilidad y la experiencia de usuario supera las aquí listadas, se han elegido aquellas que por su rapidez y coste reducido se consideran al alcance de los equipos de desarrollo de las empresas medianas y/o sus presupuestos.

Es obvio decir que todas las técnicas y metodologías llevan asociadas una base teórica y unos componentes de ejecución complejos que hacen necesaria la presencia de profesionales en su desarrollo. Por lo que, siempre que sea posible, debemos considerar la incorporación de expertos a las fases de trabajo para poder obtener mayor rendimiento.

Y una recomendación más: Las técnicas que impliquen la participación de usuarios, se deben realizar con usuarios reales. Si no, la calidad de los resultados obtenidos se verá reducida en gran medida.

Acabo de iniciar un proyecto web, ¿qué técnicas utilizo?

En esta fase del proyecto lo importante es tener claro:

•Nuestro objetivo: qué es lo que se busca con el sitio web.

•Nuestro público: a quién va dirigido.

•El perfil del usuario: quiénes son nuestros usuarios.

1. Reuniones o workshops con responsables del site

Estas reuniones son una muy buena oportunidad de acercar los objetivos del negocio a la facilidad de uso del ‘futuro web’. Lo que se persigue con esta técnica es identificar todos los factores relacionados con el negocio y el uso de la web antes de iniciar el plan de diseño. Para ello se reúnen en un mismo espacio a todos los responsables directos del proyecto: encargados o gerentes, diseñadores del web, personas relacionadas con la gestión de clientes, responsables de marketing y comunicación, etc. Es importante la presencia de personas con alto grado de poder de decisión dentro de la empresa.

Ejemplos de preguntas a responder y temas a tratar en estas reuniones:

¿Para qué se hace el site?, ¿cuáles son los objetivos generales y específicos?

¿Cuáles serán los usuarios del sitio web?, ¿qué información se dispone de ellos? Y concretamente ¿qué podrán hacer en el site?

¿Qué recursos (materiales y humanos) se necesitarán para desarrollar el site y quienes los han de proporcionar?, ¿existen constricciones de tipo tecnológico o de negocio a priori sobre diseño del site?

¿Existen ideas o conceptos de diseño descartados de antemano?, ¿o hacia los que haya preferencias?

2. Cuestionarios para usuarios

Esta técnica puede ser muy valiosa para conocer la ‘foto fija’ de los usuarios de nuestro site en un momento determinado: preferencias sobre contenido, momentos de conexión, familiaridad con Internet, intereses, etc. En ningún caso hay que tomarla como una medición de la usabilidad del sitio web, sino más bien como una técnica exploratoria de usos y motivaciones de los usuarios actuales o potenciales.

Las preguntas incluidas en el cuestionario han de ser consensuadas por el equipo responsable del site. Han de centrarse en aquellos puntos en los cuales tanto los encargados del diseño, como el conjunto del equipo, tengan dudas o quieran simplemente confirmar algún elemento acerca de los usuarios.

Uno de los puntos en los que hay que prestar mucha atención cuando se diseña el cuestionario es la realización de las preguntas:

Evitar preguntas que inciten a una respuesta determinada, reduciendo el sesgo de quien realiza el cuestionario. Ser lo más objetivo y aséptico posible en las preguntas.

Procurar hacer una prueba interna antes de lanzar el cuestionario definitivo a los usuarios para ver si en la práctica funciona. Comprobar que vamos a recoger la información que deseamos.

Esta técnica puede ser usada para conocer la opinión (recoger “feedback”) de los usuarios una vez que se ha lanzado definitivamente el site a la Red, por lo que es útil en estrategias de post-venta.

3. Entrevistas y Grupos de discusión

Estas técnicas son usadas para conocer de ‘manera directa’ la opinión de los usuarios o posibles usuarios de nuestro sitio web. Son técnicas exploratorias y en ningún caso pueden constituir medición alguna de la usabilidad. En el ámbito de la experiencia de uso dotan de información complementaria a las técnicas de Test de Usuarios y Card Sorting, para ayudar a la comprensión de comportamientos de uso y agrupaciones de información.

El principal aporte de estas técnicas es poder realmente captar, mediante el discurso del usuario, cuál es su grado de satisfacción con el site o cuales son sus valoraciones sobre los contenidos. En definitiva, estas técnicas son ideales para conocer los porqués de la aceptación o rechazo, y lo que subyace tras las decisiones de los usuarios.

Por su naturaleza estas técnicas requieren de usuarios reales y una comunicación presencial, ‘cara a cara’ a ser posible. En ambos casos, tanto en las entrevistas como en los grupos, es necesaria la presencia de un moderador cuya función fundamental es fomentar el diálogo y dejar fluir la conversación, basándose en la empatía con los usuarios. Hoy en día debido a las posibilidades de las nuevas tecnologías estas técnicas se pueden realizar online. En este caso, la presencia de un entrevistador, moderador o técnico con experiencia es fundamental.

4. Card sorting

Esta es una técnica de agrupación de tarjetas, que persigue entender las lógicas de agrupación de información de los usuarios para, de esta manera, orientar la organización de los contenidos del sitio web. La forma de llevarla a cabo es invitando a los usuarios a una dinámica de agrupación de tarjetas.

Cada tarjeta contendrá:

-Un título o enunciado, que normalmente se corresponde con cada uno de los contenidos que se incluirán en el site

-Una breve descripción del enunciado lo más breve y clara posible, evitando incluir palabras contenidas en el título.

Las tarjetas se entregarán al usuario y este, bajo su criterio personal, ira agrupando tarjetas (o sea, contenidos) según sus preferencias en montones. El resultado de la agrupación mostrará la concepción del usuario en cuanto a afinidad de contenidos.

Esta técnica es conveniente complementarla con una entrevista para permitir al usuario expresar los motivos que le han llevado a realizar los grupos de tarjetas. De esta forma se pueden conocer las lógicas que subyacen en las preferencias de los usuarios, que permitirán orientar el diseño del site.

Ya tengo un sitio web, ¿qué técnicas utilizo para conocer su usabilidad?

Siempre se aconseja incorporar el análisis de usabilidad desde las primeras fases del proyecto por dos razones: para prevenir errores futuros y porque corregir esos errores en un site en funcionamiento puede ser más complicado. Pero si nos encontramos en este punto del ciclo de vida del sitio web, debemos igualmente comprobar si nuestro site se adecua a las mejores prácticas sobre usabilidad, y si realmente es fácil de usar para nuestros usuarios objetivo.

1. Benchmark

Esta técnica consiste en determinar los sites competidores directos y analizarlos identificando las mejores prácticas de usabilidad, junto con aquellos sites que aunque no son competidores sí pueden servirnos como referencia por llevar a cabo acciones parecidas a las nuestras en sus sites. Un ejemplo de ello sería una librería online, donde además de fijarnos en sitios referentes como www.amazon.com, no debería de dejar pasar la oportunidad de ver como lo hacen otros e-commerces como las tiendas de ropa, puesto que este tipo de negocios incorporan formas de pago interesantes para nuestro site.

Esta técnica puede ser realizada por una persona o un grupo de personas (paneles de expertos). Pero lo importante es identificar aquellos sites que mejor lo hacen dentro y fuera de nuestro sector, y centrarnos en aquellos puntos cruciales del negocio definidos en los workshops o las reuniones de descripción de proyecto.

2. Análisis heurístico

Esta es una de las técnicas más utilizadas y conocidas dentro del contexto de evaluación de usabilidad. Consiste en la revisión del site por un conjunto de expertos en usabilidad (entre 3 y 5), los cuales contrastan las páginas del site con una serie de criterios generales previamente definidos, conocidos y aceptados por la comunidad de expertos en usabilidad que se denominan “principios heurísticos”.

Se pueden dar varios tipos de análisis heurísticos atendiendo a su alcance:

a) Análisis del site completo

b) Análisis de secciones concretas, dentro del site, definidas previamente por quien encargue el estudio.

La operativa del análisis heurístico es el trabajo individual de cada experto sobre las distintas secciones en las que se ha dividido el site y luego su puesta en común. En una primera fase cada experto trabaja de manera separada en la búsqueda de problemas de usabilidad dentro del site. Una vez detectados, el experto realiza una explicación del problema haciendo referencia al heurístico/s en cuestión al que directamente afecta la cuestión. Por definición, los problemas son susceptibles de ser superados, por lo que el experto a continuación esboza una posible solución en forma de recomendación.

Una vez los expertos terminan el trabajo individual, se realiza una puesta en común y se elabora un documento único con las aportaciones de cada uno. Normalmente el documento se ordena según las mismas secciones del sitio web y por la severidad o grado de prioridad de los problemas detectados.

En el análisis heurístico, al ser un análisis subjetivo, pueden darse diferencias entre los expertos. Todo ello enriquece aún más el resultado final de esta técnica, siendo un punto de partida para los diseñadores y desarrolladores del site.

3. Prototipado

Esta técnica consiste en reproducir un modelo del sitio web final en una maqueta, para poder testarlo previamente a la salida a Internet. El prototipo permite de manera rápida aclarar algunas dudas de diseño en cuanto a funcionalidades o apariencia antes de continuar con el desarrollo definitivo del producto. Esta técnica ayuda a depurar errores en fases iniciales del ciclo de vida del sitio web con la consecuente reducción de costos y aprovechamiento de recursos resultante.

Dentro de esta técnica podemos encontrarnos dos tipos de prototipos:

•Prototipos de baja fidelidad (low-fidelity): aquellas maquetas realizadas de manera rápida y sencilla (papel o dibujos, o presentaciones en pantalla del ordenador). El objetivo de este tipo de prototipado es asentar mediante test con usuarios las líneas básicas, sobre todo funcionalidades y de estructura de contenidos, de nuestro producto web.

•Prototipos de alta fidelidad (high-fidelity): son maquetas con un mayor nivel de detalle desde el punto de vista gráfico y de programación. No se pueden considerar el producto final pero se acercan en mayor medida que los de baja fidelidad. El objetivo es poder testar elementos de diseño y el uso de las funcionalidades que tendrá el producto final. En esta fase la programación puede ser real o simulada, pero la intención es presentar al usuario como respondería el sitio web ante sus acciones.

El prototipo es una técnica orientada a la inspección, se busca poner a prueba ‘los cimientos’ de nuestro sitio web. Una vez estos ‘cimientos’ son sólidos de cara a nuestros usuarios, existe vía libre para el desarrollo definitivo. Si los tests con usuarios no dan el aprobado, es aconsejable volver a fases iniciales para replantearse aquellos elementos puestos en entredicho.

El resultado de los test con usuarios sobre los prototipos indicará si podemos continuar con fases posteriores o es conveniente volver a fases previas y replantear el prototipo.

El test de usabilidad, la prueba definitiva

Esta técnica supone el ‘momento de la verdad’, el enfrentamiento de nuestro sitio web con el usuario. Su objetivo es constatar con usuarios reales la usabilidad de nuestro site. Para ello situamos a un usuario público objetivo de nuestro sitio web delante del ordenador con nuestro site.

La operativa de esta dinámica es la siguiente:

• Se necesita un usuario, un técnico que dirija el test y un ordenador con el sitio web cargado. También puede estar presente una tercera persona como asistente del técnico de usabilidad, retirado del campo de visión del usuario, cuya finalidad es tomar notas de lo que dice y hace el usuario durante el test.

• El usuario se sienta en frente del ordenador a una distancia normal. El entorno en el que se realice el test ha de reproducir al máximo el lugar de navegación del usuario y ha de estar ausente de ruidos e interrupciones exteriores.

• El técnico se sitúa al lado del usuario en una posición más retrasada. La intención es no distraer al usuario durante la navegación respetando su ‘espacio personal’. El asistente normalmente se situará detrás de ambos o a un lado dependiendo la distribución de la sala (ancho, largo) a una distancia suficiente para que el usuario pueda olvidarse de su presencia.

• El técnico se presenta él mismo, al asistente, a la empresa a la que pertenece, e indica al usuario los motivos por los cuales ha sido seleccionado para este test. También es importante introducir un poco al usuario en los objetivos del estudio, sin entrar en detalles, simplemente para hacer partícipe al usuario y que sea más real la situación. Esta parte es importante crear un entorno amigable que facilite la conversación y navegación por el site de cara a tranquilizar al usuario.

• Después de esto, el técnico explicará al usuario la dinámica: “Ahora te voy a ir dando una serie de tareas para realizar que en principio son hipotéticas pero totalmente factibles. Es decir, que te voy a pedir que te pongas en una situación ficticia para realizar una serie de tareas. Pero estas tareas son totalmente realizables dentro del site”. Las tareas son leídas en voz alta por el usuario o el técnico, y si hay dudas se aclararán todo lo que sea necesario hasta que el usuario entienda lo que debe hacer. En ningún caso esta aclaración ha de contener información sobre cómo encontrar la información o lograr el éxito de la tarea.

• Importante en este punto decir al usuario que se exprese con total libertad, de ahí la necesidad de generar un ambiente agradable y de confianza al inicio. Debemos pedirle que piense en voz alta de forma que podamos conocer las impresiones del usuario durante su navegación.

• Las tareas nuevas deben ser leídas según se finalizan las anteriores. Se consideran terminadas cuando el usuario da por hecho que ha conseguido lo que se le pedía, y no en función de si ha alcanzado con éxito el objetivo. Esto nos va a permitir conocer el grado de cumplimiento con éxito o fracaso de las tareas.

También deberemos finalizar cuando el usuario desiste del intento de seguir con la tarea debido a la frustración de no encontrar lo que busca. Hay que evitar sensaciones negativas que puedan condicionar las tareas siguientes. Todos estos datos van siendo recogidos por el técnico y el asistente.

• Una vez terminada la dinámica agradeceremos al usuario su presencia y le entregaremos el incentivo correspondiente.

• Finalizados todos los test, agruparemos los datos recogidos durante el campo para su posterior análisis.

• Es recomendable entablar una conversación antes y después del test propiamente dicho de forma que podamos contextualizar la prueba del usuario con sus intereses, gustos, necesidades y experiencias.

Como hemos expuesto antes, todas estas metodologías requieren de la presencia de profesionales que puedan extraer mayor beneficio del análisis de la información, y que estén capacitados para desarrollar dichas técnicas y hacer frente a los posibles problemas o desviaciones surgidas en su realización. Por eso aconsejamos la inclusión de los análisis de usabilidad en los presupuestos de desarrollo de las iniciativas online. Y en la medida de lo posible, en las primeras fases de desarrollo.

Lograr una experiencia de usuario satisfactoria es el mejor camino para el éxito de nuestro negocio o proyecto web.

Visto en : Microsoft

 

 

Cómo medir y mejorar el rendimiento de una web

Una web supone siempre una inversión de recursos que sólo se justifica en la medida en que la misma cumpla sus objetivos. Pero, ¿tiene usted claros cuáles son los objetivos de su web? Y lo que es más importante, ¿sabe cómo medir y mejorar el grado en que su web está alcanzando sus metas?

La época en que las empresas se planteaban si tener o no presencia en Internet ha pasado. Actualmente, una web supone una inversión de recursos encaminada a lograr ciertos objetivos.
A partir de dichos objetivos, podemos marcar unos “indicadores clave de rendimiento” que nos van a servir para medir la eficacia de nuestra web y descubrir oportunidades de mejora.
Es responsabilidad de las distintas áreas de la empresa marcar sus objetivos en Internet, hacer el seguimiento de los mismos y desarrollar propuestas de mejora de ese rendimiento.

La gestión de empresas de economía tradicional ha propiciado el desarrollo de numerosos métodos para evaluar el grado de consecución de sus objetivos. El incremento de la productividad, el ahorro de costes, el cumplimiento de los objetivos de ventas o el total de impactos útiles logrados por una campaña publicitaria, todos ellos se corresponden con una meta cuantificable a lograr en un plazo determinado y con un método de evaluación para establecer en qué medida se alcanzaron los objetivos prefijados. Con la consecución de los distintos objetivos a corto plazo, la empresa persigue alcanzar sus objetivos estratégicos en el medio y largo plazo.

Cuando los mismos directivos acostumbrados a manejar clasificaciones de clientes, porcentajes de penetración, umbrales de rentabilidad o incrementos de facturación se enfrentan con los nuevos paradigmas de la economía virtual parecen olvidar que la mayor parte de lo aplicable en la economía tradicional –incluido el sentido común- es igualmente válido cuando hablamos de la economía on line.

En muchos casos, se hace imposible identificar la forma en que la web de sus empresas se alinea con la estrategia general de las mismas. En los más graves, el sitio web no cumple otro objetivo que certificar la presencia de la empresa en Internet.

Esta situación es aún más paradójica si tenemos en cuenta que Internet, por su soporte tecnológico y su carácter interactivo, es uno de los escenarios donde es más fácil “probar cosas” y más rápido y barato resulta “ver qué ocurre”, extraer conocimiento y actuar en consecuencia. Veamos, pues, cuáles son las condiciones que favorecen que podamos medir el rendimiento de nuestra web en términos de Retorno Sobre la Inversión (ROI) y cuál es la brecha que nuestros directivos de la economía tradicional deben cubrir para aplicar sus valiosos conocimientos a la economía virtual con las mismas garantías de éxito.

1. Su web debe estar alineada con sus objetivos estratégicos

Los objetivos de la web se alinean con la estrategia general de la empresa, marcada por la Dirección General. Por lo que cuando hablamos de web, no hablamos de Informática ni Sistemas. Hablamos de Marketing, de Comercial, de Recursos Humanos, de Compras, de Atención al Cliente… (Si en su empresa la web está en manos de los informáticos, tiene motivos para preocuparse).

2. Su web debe tener objetivos tácticos que cumplir

A partir de la planificación estratégica, cada departamento establece los objetivos de su propia área, también en la web de la empresa.

Por ejemplo, un departamento de atención al cliente puede descargar de parte de trabajo a su call-center mediante una completa página de Preguntas Frecuentes (FAQ) en su web o mediante la inserción de un formulario de consulta que puede ser respondido en horas de baja actividad (mucha gente preferirá rellenar un formulario con su consulta en lugar de esperar a ser atendido 25 minutos mientras escucha una y otra vez la aburrida melodía de su 902).

Ya tenemos un objetivo: disminuir la carga de trabajo del call-center y aumentar la satisfacción del cliente. Y podremos medirlo: porcentaje del total de consultas que llegan vía 902 versus consultas vía web.

Otro ejemplo: el departamento de captación de propiedades de segunda mano de una agencia inmobiliaria puede concentrar más su labor en los perfiles de inmuebles de mayor demanda. Ya tenemos un objetivo: optimizar la adaptación de nuestra cartera de inmuebles a la evolución de los perfiles de la demanda. Y podremos medirlo: porcentaje de consultas exitosas en el buscador inmobiliario de nuestra web.

3. Identificando los Indicadores Claves de Rendimiento

A partir de los objetivos tácticos de cada departamento, se deben establecer en la web formas de medir la mejora en el grado de consecución de dichos objetivos. Aunque es interesante conocer las cifras globales del tráfico de su web (visitantes únicos, páginas vistas, referentes, etc.) es evidente que debemos estudiar con mucha más profundidad aquellas visitas que llegan a culminar el objetivo de nuestra web (comprar, pedir presupuesto, solicitar información, concertar visita…)

Esto es fácil de apreciar en un comercio electrónico: del total de visitantes que acceden a la página de inicio, sólo una parte utilizarán el buscador de productos. De éstos, sólo algunos añadirán productos a su cesta de la compra. Y de éstos últimos, sólo un determinado porcentaje finalmente culminará el proceso de pago on-line. La relación entre el total de visitantes y los que finalmente compraron nos da la tasa de conversión a clientes de nuestro site. Evidentemente, cuanto más alto sea este porcentaje, tanto mayor será el rendimiento de nuestra web. Este sería un Indicador Clave de Rendimiento de un comercio electrónico.

Pero aun si nuestra web no vende nada directamente, sus objetivos deben ser igualmente identificables y medibles. En los ejemplos mencionados, el porcentaje de personas que pasan de la página de Preguntas Frecuentes al formulario de consulta es un indicador clave de rendimiento: cuantas menos personas necesiten hacer uso del formulario, nuestras Preguntas Frecuentes son más eficaces y menos trabajo para nuestro departamento de Atención al Cliente. En el caso de la inmobiliaria, un porcentaje más alto de búsquedas exitosas de inmueble sobre nuestra base de datos indican una mayor adaptación a la demanda. También podríamos medir, del total de personas que consultan la ficha de un inmueble, el porcentaje de los que finalmente conciertan una visita, etc.

4. Medir el rendimiento de la web

La identificación de los Indicadores Clave de Rendimiento permite implementar dos procesos fundamentales para mejorar el rendimiento de una web:

-“Traducir” los datos de las estadísticas de tráfico en conceptos y valores fácilmente identificables por los responsables de cada departamento

-Que van a poder transformar esos datos en conocimiento y tomar decisiones, es decir, actuar

Vayamos por partes. Las estadísticas de tráfico de una web, por lo general, contienen información de tipo técnico, en un lenguaje excesivamente especializado y miden un sinfín de parámetros, la mayoría de ellos de escasa relevancia para un responsable de departamento. Estos factores provocan que esta información sea consultada únicamente por los informáticos o webmaster y sólo de modo esporádico.

Ahora bien, si identificamos sólo los datos que nos permiten medir cada uno de los Indicadores Clave de Rendimiento que hemos establecido para nuestra web, lo que estaremos haciendo en realidad será “traducir” el conjunto de datos de la estadística a un lenguaje mucho más cercano que los responsables de cada área podrán identificar y relacionar. No verán, por ejemplo, que http://www.midominio.com/atencion/client_form.aspx ha recibido el último mes 23.547 hits. Sino que el número de usuarios que ha necesitado el formulario de consultas ha descendido un 10%.

Enfrentado cada departamento sólo con aquellos datos relevantes que le sirven para medir el comportamiento de sus Indicadores Clave de Rendimiento, es mucho más fácil descentralizar la información estadística del tráfico de nuestra web y hacerla llegar al responsable de cada área en forma de informe ejecutivo.

Y podemos esperar un mayor grado de involucración en el estudio y seguimiento periódico de esos datos por parte de los directivos de cada área. De hecho, la segunda clave –transformar esos datos en conocimiento- depende de que los responsables sigan la evolución de estos pocos datos en periodos cortos: cada dos o cuatro semanas. De esta forma serán capaces de apreciar tendencias, anticipar evoluciones y percibir el efecto de los cambios y se sentirán más motivados para actuar.

5. Mejorar el rendimiento de la web

A partir de la identificación de los Indicadores Clave de Rendimiento, comenzamos a medir el punto 0, es decir, la situación de partida de cada Indicador. Desde ese momento, cada departamento puede proponer y desarrollar estrategias para mejorar el rendimiento de su área. Al disponer de unos indicadores perfectamente identificados y una forma de medirlos consistente y continua, estamos en condiciones de “probar” estrategias y evaluar de modo casi inmediato su incidencia positiva o negativa. Este feedback estimulará la toma de decisiones y el inicio de acciones para mejorar el rendimiento de cada área. En última instancia, la evolución de los Indicadores Claves de Rendimiento nos darán la medida en que nuestra presencia en la red está alineada con la estrategia global de la empresa.

Conclusión

La labor conjunta de las distintas áreas aplicando una estrategia coherente de mejora del rendimiento no puede por menos que conducir a una mejora global del rendimiento de una web en todas sus áreas. Si establecemos una relación entre el coste de cada una de las mejoras y el retorno que nos genera (en términos de ahorro de costes de un call-center, por ejemplo; o de incremento de la tasa de conversión a clientes, visitas que concluyen en petición de cita o presupuesto, etc.) podremos evaluar el ROI de nuestra web, y estaremos en condiciones de ajustar la inversión en la misma sobre una sólida base presupuestaria. La web es un escenario más donde poder desarrollar negocios. Marquemos objetivos, midamos su consecución y actuemos para mejorar. Los principios de la economía siguen vigentes. También en la virtual.

Visto en : Microsoft

WordPress 2.5 “listo” para descargar.

Que tal

Ya está la versión 2.5 de WordPress Lista para descargarse. Aunque muero de ganas por instalarla, creo que seguiré el Consejo de Alex y esperar a que salga la versión 2.5.1 dentro de 1 mes, o antes si siguen apareciendo errores en ésta.

En fin… Algunos de los errores que se han presentado son:

  • (menores) problemas con el Navegardor Explorer 7,
  • Usabilidad tambien con Internet Explorer 7
  • y los más graves se refieren a la visualización de feeds si tienes tu blog instalado en un sub-directorio  p.e. mi-blog.info/wordpress no se podrán ver,  por lo que se recomienda usar este Parche
  • También, si eres como AlexSeo que utiliza el famoso Timestamp de WordPress, hay un error en el que si cambias solamente la minutera, no te salvará el Timestamp. Para ello, puedes aplicar este Parche

En fin, creo que por ahora me quedaré con las ganas de usarlo, espero que pronto se corrijan esos problemillas :)

El alta en buscadores: ¿Cómo ser dado de alta en buscadores con éxito?

¿Cómo ser indexado con éxito en los buscadores?

La indexación en los buscadores es el paso previo a la obtención de primeras posiciones en los motores de búsqueda. Aplicar eficientes técnicas para que los robots de los buscadores nos encuentren y nos clasifiquen en su base de datos requiere de una serie de tareas que pueden marcar la diferencia.

Darse de alta en los buscadores se limita a la solicitud que se le hace a un buscador de que indexe nuestra web. Esta petición se hace a través de un formulario que poseen todos los buscadores en su página.
Indexarse se refiere a que nuestra web esté insertada en los registros de base de datos de los buscadores. El proceso de darse de alta en los buscadores es un camino para llegar a la indexación de los buscadores. Existen otros métodos más rápidos que el mero proceso de pedirlo y esperar que los buscadores lean nuestra petición
Con estar indexado en Google, MSN Search y Yahoo!, ya se tiene el 95% del trabajo realizado en cuanto a indexación de su página web.
El método más rápido y efectivo para indexar nuestra web en los principales buscadores es a través de la inserción de enlaces externos proveniente de otros sites que gozan de un buen nivel de popularidad.

Una vez completada la etapa de optimización de una página web para convertirla en atractiva para los buscadores, viene la etapa de lograr la primera visita de los buscadores a nuestro site para que nos inserten en sus respectivas bases de datos. Si no logramos meternos en esa base de datos jamás saldremos listados en la página de resultados de los buscadores.

“Darse de alta en los buscadores” vs. “ser indexado en los buscadores”

A menudo se confunden estos dos conceptos, ya que uno es consecuencia del otro.

Continue reading

Un poco de Publicidad

Que tal, como les va?
Últimamente esta de moda en ganar un poco de publi con estrategias de “ofertas” o de enlace a cambi de Publi. En un blog los enlaces no lo son todo ;) , pero desde luego nunca nunca, NUNCA están de más.

He aquí la iniciativa de Desvariando : http://humor.Desvariandoando.com y se las dejo de su autor directamente:

Me ha gustado mucho la iniciativa de paranoias y he decidido hacer algo similar. Quién quiera aparecer con un botoncito en la portada de Desvariandoando a la derecha en la “Blogo Botonera” tendrá que hacer lo siguiente:

-Crear un post en su blog citando este post y un enlace a la portada de desvariandoando (http://humor.Desvariandoando.com). En el post debereís de hacer un pequeño análisis de desvariandoando, que os gusta, que no…

-Preparar un mini botón de 44×44 píxeles.

-Darme la URL y el Alt que quereís que ponga a vuestro botón.

He creado 40 huecos para cuarenta botones que iré poniendo en orden de creación de los post de mención a desvariandoando. Los primeros 4 puestos me los reservo a los 4 análisis más currados o que me parezcan más completos sobre la página. Una vez estén los 40 puestos adjudicados hare la selección.
En un principio son 40, pero si veo que la iniciativa funciona, iré metiendo más, o no ;-)

Respecto al análisis no soy una autoridad en la materia, solo intento ser un blogger, pero me parece genial tu blog, entretenido e interesante. Felicidades!!

Ahi se ven

Incremento de la Popularidad Web: Amigos hay que tener hasta en el infierno

Primero pienso, consigo enlaces, y luego existo

Creemos que después de publicada una página web ya todo el trabajo está hecho. No es así, es solo el comienzo de un camino largo donde debemos buscar y conseguir enlaces a nuestra web si queremos comenzar a ser tomados en cuenta por los motores de búsqueda en sus bases de datos. Para los buscadores vale más una recomendación de un tercero que nuestro propio currículum.

Después de haber optimizado la programación de una página Web para hacerla “amigable para los buscadores” el siguiente paso es la “búsqueda de popularidad Web”. Dicha tarea, según muchos autores, es uno de los pasos más importantes en el posicionamiento en buscadores

La popularidad Web o Link Popularity se define como la cantidad de enlaces externos de calidad que apuntan a nuestra Web de forma eficiente.

Los factores tomados en cuenta por un buscador a la hora de puntuar un enlace son por un lado la popularidad misma que posee la página que otorga el enlace y por otro lado el texto que contiene dicho enlace externo a nuestra web.

Los enlaces son la esencia de Internet, la palabra “link” nos ha acompañado desde los inicios de Internet. Pinchar sobre una palabra azul y subrayada para saltar al siguiente contenido es una tarea diaria cuando navegamos por la red.

La cantidad de páginas Web que encontramos a través de enlaces desde otras páginas es mayor que el número de páginas que podemos encontrar por otros medios. Encontrar una Web mediante el uso de un buscador se hace posible porque el mismo buscador nos ha puesto un enlace a nuestra página. Una Web sin enlaces está aislada, simplemente no existe. No hay manera de encontrar una Web sin enlaces al menos que hagamos una campaña de publicidad off-line de muy alto presupuesto que difunda y memorice el URL de la Web en la mente de nuestros visitantes potenciales.

Después de haber optimizado la programación de una página Web para hacerla “amigable para los buscadores” el siguiente paso es la “búsqueda de popularidad Web”. Dicha tarea, según muchos autores, es uno de los pasos más importantes en el posicionamiento en buscadores.

La popularidad Web o Link Popularity se define como la cantidad de enlaces externos de calidad que apuntan a nuestra Web de forma eficiente.

Conseguir enlaces o links suena a una inversión de tiempo considerable, la cual dependerá en parte de la concurrencia de competidores que coincidan en nuestro nicho de mercado. Sin embargo existen procesos, trucos y herramientas que nos brindan la oportunidad de obtener excelentes niveles de popularidad con una mínima inversión de tiempo o incluso dinero.

¿Cómo ven los enlaces los buscadores?

Para poder entender mejor la importancia de conseguir enlaces externos es necesario analizar los algoritmos de la mayoría de los buscadores y ver de qué manera calculan la popularidad Web.

La cantidad de enlaces: todos suman

Una página web A recibe un enlace de la página web B y de la página web C. Los motores de búsqueda interpretan que la página web B y la página web C le otorgan 1 voto cada una a la página web A, es decir, la página web A al final recibe 2 votos o enlaces entrantes. En principio, la popularidad se puede ver como el número de votos que recibo de otras Web. El enlace es la traducción de votos o recomendaciones de otras Web.

Este sistema de votos se basa en que los buscadores tratan de ser imparciales y, en consecuencia, le atribuyen una mayor credibilidad a las recomendaciones de terceras personas que a las recomendaciones que hagamos nosotros mismos cuando optimizamos el código de nuestras páginas. En consecuencia, a mayores enlaces provenientes de otros sitios Web, mayor puntuación obtendremos de los buscadores para el posicionamiento.

La calidad de los enlaces: no todos suman lo mismo.

Sin embargo, los buscadores no ponderan igual todos lo votos. Por ejemplo, si la página web B posee un mayor índice de popularidad que la página web C, su voto por la página B genera una mayor puntuación que el de la página C.

En este punto, se incluye otro elemento para analizar la popularidad como lo es “la calidad” de las páginas que nos dan su enlace. Metafóricamente, los buscadores toman en cuenta las recomendaciones de otras páginas Web poniendo un mayor énfasis en aquellas páginas con un mejor nivel de calidad. La pregunta sería entonces: ¿qué factores toman en cuenta los buscadores en la calidad de una Web? Algunos de estos factores son:

- Un enlace de una página Web con temática similar a la página que recibe los enlaces.

- Un enlace de una página Web con un elevado nivel de enlaces entrantes.

- Un enlace de una página web que, a pesar de no tener un nivel tan alto de enlaces entrantes, nos ha otorgado muchos enlaces salientes por lo que los pocos enlaces que tienen son muy importantes para quien los reciba.

- Un enlace de una página Web que se actualice con mucha frecuencia (directorios, foros, bitácoras).

- Un enlace de una página con dirección IP lo más diferente posible a la nuestra (lo cual significará que son páginas de otros países, páginas alojadas en servidores diferentes).

- Un enlace de una página web que no esté programada con prácticas prohibidas por los buscadores (granjas de enlaces).

El texto en los enlaces: ¿cómo me dijiste que te llamabas?

Adicionalmente, los motores de búsqueda analizan cuál es el texto de los enlaces que apuntan a nuestra web. El posicionamiento en buscadores está basado en palabras clave. Si invertimos tiempo en optimizar nuestra web para que nuestras palabras clave estén presentes en los títulos, en el contenido, en las etiquetas meta, en los enlaces internos, etc. tenemos que ampliar esa labor hacia los enlaces externos.

El objetivo consiste en que las páginas que incluyen enlaces –votos- hacia la nuestra, inserten en el texto del enlace la palabra clave con la cual queremos ser posicionados. Esta tarea es la más complicada de todas porque, evidentemente, se trata de páginas web sobre las que no podemos ejercer, en principio, ningún control. Por otro lado, si nuestra campaña de posicionamiento Web está enfocada hacia varias palabras clave, el número de enlaces necesarios se multiplicará.

Como conclusión vale decir que la popularidad Web es similar al trabajo que puede ejecutar un departamento de relaciones públicas de una empresa. Tenemos que procurar que los demás hablen de nosotros: clientes, proveedores, competidores, etc. Tenemos que repartir nuestras tarjetas de presentación y que dichas tarjetas estén en el “shortlist” de esas personas. La popularidad Web es una etapa obligatoria y muy laboriosa dentro de una campaña de posicionamiento Web, requiere un trabajo largo, de actualización continua y sobre todo de mucha paciencia para esperar a visualizar los buenos resultados.

¿Cómo redactar buenos títulos en nuestra web para el posicionamiento en buscadores?

Colocar un nombre adecuado al título de un libro o al título de una película puede generar el éxito o fracaso del mismo. En el caso del posicionamiento en buscadores ocurre lo mismo. La redacción del título de programación de cada página web que integra el site puede hacernos subir como la espuma en los buscadores o por el contrario, dejarnos en el olvido de nuestros potenciales clientes.

El título de la página web es el factor más importante para la optimización de una página web que se desea posicionar

El título es la frase con la cual describimos en pocas palabras de lo que trata una determinada página dentro de todo un sitio web. Esta frase se puede apreciar en la barra azul superior del navegador en el cual nos encontremos.

Un buen título enfocado hacia el posicionamiento en buscadores es aquel que se redacta incluyendo la palabra clave a posicionar, su longitud se encuentra entre determinados límites y tiene relación con el contenido de la página.

El título de la página web es el factor más importante para la optimización de una página web que se desea posicionar. Si solamente pudiéramos alterar un factor de nuestra página para mejorar el posicionamiento, sin duda alguna, ese factor sería el título de cada página de nuestra web.

El título es la frase con la cual describimos en pocas palabras de lo que trata una determinada página dentro de todo un sitio web. Esta frase se puede apreciar en la barra azul superior del navegador en el cual nos encontremos. Normalmente aparece esta frase acompañada del nombre del navegador:

Ejemplo: Hoteles en Andalucía – Internet Explorer

A nivel de código web, el título de una página es el texto que va dentro de las etiquetas <title> y </title> al inicio del código de programación, dentro del grupo de las famosas etiquetas meta.

Cada página de nuestra web debería tener un título único, distinto del de las demás. A mayor número de títulos distintos, mayor abanico de palabras clave para posicionar. Por lógica, si cada página web posee información distinta la frase que resume esa información -el título- debería ser diferente también.

Un título redactado pensando en el posicionamiento en buscadores debe contener la palabra clave con la cual deseamos estar posicionados. Se recomienda si es posible utilizar una palabra clave distinta para cada título. Sin embargo, a veces el número de palabras clave exceden el número de páginas que contiene el site y debemos entonces agrupar palabras clave en una sola frase de un título.

Reglas del uso de Palabras Clave en los títulos para lograr un óptimo posicionamiento en buscadores

1) Palabra clave al principio del título

Mientras más a la izquierda esté nuestra palabra clave en el título, mejor. Los buscadores le dan más importancia a las primeras palabras del título. Por ejemplo, si nuestra palabra clave fuera “hoteles en valencia” una óptima manera de redactar un título podría ser:

“Hoteles en Valencia para disfrutar de las mejores vacaciones”.

2) Óptima Densidad de Palabra Clave

Se recomienda para algunos buscadores repetir la palabra clave más de una vez en toda la frase, pero guardando ciertos límites máximos. Los buscadores no ven con buenos ojos palabras clave repetidas en más de un 50% sobre el total de las palabras del título.

Ejemplo: queremos posicionar la palabra “lotería”. Una forma correcta de redactar el título podría ser:

Lotería: servicio de lotería on-line, jugar la lotería sin salir de casa.

(Total palabras en la frase: 11. Total palabras clave repetidas: 3 3/11= 33%)

3) ¿Cuánto debe medir un buen título?

Según algunos autores, un título no puede ser mayor de 120 caracteres. Nosotros recomendamos no pasarse de 95 caracteres, ya que a partir del carácter 96 el texto no es visible en la barra azul superior del navegador y es texto que, a pesar de que el buscador lo registra, los visitantes de la página web no lo ven o, peor aún, pueden ver una palabra cortada al final y, en consecuencia, puede dar una mala sensación.

El mínimo, mientras más pequeño el título más espacio estamos dejando de aprovechar para darle pistas a los buscadores de cuáles son nuestras palabras clave. Un promedio entre 50 a 75 caracteres suele ser muy productivo.

4) Redacción de varias palabras clave en un título

Como se dijo anteriormente, lo mejor es posicionar una palabra clave por cada página web. En ocasiones se puede posicionar 2 palabras clave en una sola frase cuando una de las palabras clave no es muy difícil de posicionar, ya que no existe mucha competencia en su sector.

Por ejemplo, si queremos posicionar la palabra “MBA en España” y nuestra empresa se ubica en Madrid, posiblemente otra palabra clave a posicionar sea “postgrados en Madrid”. En este caso trataríamos de posicionar con más fuerza la primera palabra clave porque es más competitiva y luego posicionaríamos la segunda palabra clave.

Ejemplo: “MBA en España, los mejores postgrados en Madrid”.

5) Binomio Título y Contenido

Toda palabra clave utilizada en el título debe estar contenida en el texto del contenido de la página web. De nada sirve utilizar una determinada clave si luego no aparece repetida al menos una vez en el contenido del cuerpo de la página web. Por esa razón es necesario en primer lugar ubicar donde colocar las palabras clave para asegurar la concordancia entre título y contenido.

6) Cuando el Branding exagerado daña al posicionamiento en buscadores

Muchas veces se cae en la tentación de poner el nombre de nuestra empresa en el título de la página. Si al navegar por su web observa que el único texto que aparece en la barra superior de la ventana del navegador es el nombre de su empresa, malo. Quien le busca por su nombre ya le conoce y muy probablemente sabe también el nombre de su dominio.

7) No descuidar la Usabilidad en los títulos

Anteriormente hemos hablado de reglas que nos obligan a no pasarse de un máximo, de repetir con cierta frecuencia las palabras clave, de ponerlas a la izquierda, etc. Todas estas normas nos pueden llevar fácilmente a redactar un titular muy eficaz para el posicionamiento en buscadores pero muy desastroso para la usabilidad web.

No debemos olvidar que la mayoría de los buscadores listan el título de las páginas web como titular en la página de resultados de búsqueda. Es posible que alguien que se encuentra 1 o 2 posiciones más abajo que nuestra página sea más atractivo para pinchar en su enlace porque la redacción de su titular es más atractivo que nuestro título. Por esa razón debemos cuidar muy bien la redacción del titular y ofrecer una excelente imagen desde la vitrina del centro comercial.

La optimización de la página web:¿cómo mejorar posiciones con la optimización de páginas web?

Optimización de la página web: ¿Cómo nos ven e interpretan los buscadores

Algunos de los secretos acerca de los factores que toman en cuenta los buscadores para posicionar determinadas web han salido a la luz. Si se pregunta de qué forma clasifican los buscadores los sitios web tenga presente que, en esencia, una web no es más que información.

Los motores de búsqueda toman en cuenta una serie de factores impresos en la programación de la página web. El modificar dichos factores hacia los parámetros ideales por los buscadores genera una ventaja a la hora de posicionar nuestra página.

Estos factores están estrechamente relacionados con los contenidos del site y la forma y ubicación en que se presentan en la web.

No es necesario saber de programación para hacer una optimización eficaz, solo con aplicar el sentido común tendremos un buen camino recorrido en el posicionamiento en buscadores de nuestro site.

Las técnicas para optimizar un sitio web adecuadamente tienen su origen en la investigación de los websmasters sobre el funcionamiento de los algoritmos de los buscadores. Después de numerosos ensayos y pruebas, algunos de sus secretos han salido a la luz aunque muchos otros todavía son meras hipótesis. Si se pregunta de qué forma clasifican los buscadores los sitios web tenga presente que, en esencia, una web no es más que información.

Continue reading